Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

domingo, 18 de mayo de 2014

"Las cifras demuestran que no hay un milagro educativo" "No lograron, y no lograrán, ampliar la inclusión con calidad para los sectores más humildes".

ENTREVISTA LUIS BRAVO JÁUREGUI

"Las cifras demuestran que no hay un milagro educativo"

"No lograron, y no lograrán, ampliar la inclusión con calidad para los sectores más humildes".

imageRotate
Bravo Jáuregui alerta sobre el estancamiento del sistema y la nula respuesta del Gobierno para atacarlo ENIO PERDOMO/ARCHIVO
GUSTAVO MÉNDEZ , LUIS BRAVO JÁUREGUI , COORDINADOR MEMORIA EDUCATIVA|  EL UNIVERSAL
domingo 18 de mayo de 2014  12:00 AM
Consecuente y sesudo investigador de los indicadores básicos de la escolaridad y analista de los informes anuales del Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE), Luis Bravo Jáuregui, coordinador de la Memoria Educativa Venezolana, ratifica "que el sistema educativo no responde a la demanda social y el Gobierno no lo asume". 

-¿Qué reporta la Memoria y Cuenta del MPPE? 

-Haciendo un balance de las cifras de los últimos informes se pone en evidencia que hay una enorme distancia entre el discurso oficial y la realidad que está reflejada en las últimas cinco memorias del Gobierno. Es decir, interpreto que hay un modelo de escolaridad básica que está agotado.

-¿Por qué se agotó? 

-Porque los indicadores demuestran que desde el 2007 hay una tendencia al estancamiento de las cifras de la escolaridad total, es decir, de la educación básica y universitaria, que son los grupos más gruesos. 

-Es decir, el sistema educativo no atiende la demanda de estudiantes. 

-Entre 2003 y 2007 tuvimos un comportamiento expansivo de la escolaridad pero se debió básicamente por la activación de las misiones y a la educación universitaria, pero estos indicadores se paralizaron, y según la tendencia histórica, estamos en una grave contracción. En la Primaria, donde está el grueso de la matrícula, no se está ampliando la capacidad de inclusión porque el sistema se ha parado. Tenemos el gran fenómeno, que nadie explica, que en 2011 (582.971) hay menos estudiantes en primer grado que en 2002 (667.110) sin que se reporte una baja sensible de la población. 

-Es decir, la inclusión se está estancando. 

-Cuando digo que el sistema está agotado es porque la capacidad de inclusión, que teóricamente está dirigido a la inclusión social, no está funcionado en la Primaria que es el sector más grande. 

-¿Según su análisis de cuáles cifras hablamos? ¿Cómo se lee ese agotamiento? 

-En el año escolar 2004-05 la matrícula oficial en Primaria fue de 2.962.507 estudiantes, pero en el 2010-11, el dato más actual, era de 2.829.565. Eso demuestra un estancamiento hacia la baja. En el informe de la Venezuela Socialista en Cifras, donde se hace un balance de la gestión social, se informa que la tasa de escolaridad es de 93%, pero esa tasa históricamente fue de 97%. Navarro e Istúriz se cansaron de afirmar que se alcanzó 100% de escolaridad como parte del milagro educativo. El modelo se agota porque se sustentó en la inclusión y la ideologización, donde el culto a la personalidad era el eje del comportamiento del Estado, pero en 2003 comenzó el agotamiento de ese modelo de inclusión que respondió más a los deseos del Presidente. El artículo 103 de la Constitución explica cuáles son los objetivos de la educación popular, pero el Gobierno olvidó la educación maternal y enfoca toda la energía y recursos por las misiones.

-¿Se abandonó el sistema tradicional para crear un sistema paralelo? 

-Mientras en el artículo 103 se coloca en segundo plano la educación extra escolar y universitaria, el Gobierno la coloca en primer plano, es lo que llamo la chavetización de la educación; es decir, mucha propaganda y pocos hechos. Mientras el sistema formal no crece. 

-¿Si la escuela no cubre la demanda dónde están los planteles construidos? 

-Creo que las escuelas que se han construido están por construirse. 

-Según Hanson en los últimos años se construyeron dos mil nuevas escuelas. 

-Hanson dijo muchas cosas. Dijo que iban a resolver los problemas, que el currículo bolivariano era lo mejor que teníamos, que pasaríamos de una educación de ricos a una de pobres con calidad pero nada ocurrió. Si es como dice Hanson por qué esas escuelas no aparece en la memoria en términos de indicadores públicos. 

-¿Cuántos niños están fuera del sistema? 

-Para hacer un cálculo exacto es necesario manejar la población estimada y discriminada por años de edad, pero aún el Gobierno no ha dado esa cifra del último Censo. Pero de acuerdo al histórico estamos hablando de 300 mil a 400 mil niños en toda la Primaria. 

-¿Puede afirmar que el Gobierno, contrario a su discurso, descuidó la educación de los pobres? 

-Absolutamente. Descuidó el maternal y destruyó el INCE (Instituto Nacional de Cooperación Educativa) que calificaba al trabajador para mejorar su desempeño. En la última Memoria no hay información sobre el INCE. La Educación Especial, otro indicativo de la atención a los pobres, tenía un modelo que funcionaba y crearon uno que no sirve. 

-¿Y las escuelas técnicas? 

-No aparece información clara. Solo hay propaganda. 

-¿El Gobierno está claro de la caída de los indicadores? 

-Tenemos un nuevo grupo que está gobernado y conocen la realidad de los problemas. Si el Gobierno no pudo cumplir con las expectativas de la educación popular, en el período más largo de bonanza petrolera, y ahora, que estamos con menos dinero, no creo que se pueda cumplir. Estas personas en vez de ponerse los pantalones y atacar los problemas reales se enfocan en otros asuntos. Aquí hay una educación por donde pasa la reina, aquí hay escuelas donde hay asfalto pero no hay los planteles en los nuevos poblamientos. En Ciudad Caribia apenas han construido unos preescolares, ¿y el resto de los chamos? ¿dónde está el liceo? 

-¿La Consulta Nacional por la Calidad Educativa pretende desviar la atención sobre los problemas de fondo? 

-Vamos a una nueva política de agitación y propaganda enfocada en crear conflictos en el sector educativo para distraer y así colocar las informaciones sobre la realidad educativa en segundo plano. El eslogan es siga la fiesta; ahora tenemos un nuevo gobierno educativo que invita a todos los sectores a conversar. Pero lo cierto es que no lograron, y no lograrán, ampliar la inclusión con calidad para los sectores más humildes, y esto nos está llevando a los indicadores de la escolaridad del año 1999. Al final del día las cifras demuestran que no hay un milagro educativo. 

gmendez@eluniversal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada