Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

sábado, 10 de mayo de 2014

Es un centenario interés patriótico de todos los venezolanos el excelso binomio de educación con valores y principios (espirituales, religiosos y morales) dicho célebremente por el más grande e insuperable de los venezolanos, el Libertador SIMÓN BOLÍVAR… ¡moral y luces son nuestras primeras necesidades!

Notitarde 09/05/2014

"Calidad educativa"… ¡Excelencia ciudadana!

J. GERARDO ACOSTA C.
Es un centenario interés patriótico de todos los venezolanos el excelso binomio de educación con valores y principios (espirituales, religiosos y morales) dicho célebremente por el más grande e insuperable de los venezolanos, el Libertador SIMÓN BOLÍVAR… ¡moral y luces son nuestras primeras necesidades! Cuando los ciudadanos por carecer de principios y valores que les permitan orientar su comportamiento para realizarse como personas a través de creencias fundamentales que los ayuden a preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras, igual con el comportamiento, al no superarse con educación integral (intelectual, física, moral, ética, "principios y valores espirituales") se arriesgan a caer en el deleznable proceso de su descomposición disminuyéndolos a una condición tal, que perjudican su entorno familiar y a la sociedad a la cual pertenecen y se deben. La EDUCACIÓN (necesidad básica) es fuente de satisfacción y plenitud. Nos proporciona una pauta para formular metas y propósitos, personales o colectivos. Refleja nuestros intereses, sentimientos y convicciones más importantes. Los valores se refieren a necesidades humanas y representan ideales, sueños y aspiraciones, con una importancia independiente de las circunstancias. En algunos ciudadanos su falta de educación demuestra la carencia de la primera enseñanza en la institución sagrada del hogar y del primer pupitre, la cuna. Mientras más universidades se instalen, menos cárceles se necesitarán; de ahí la importancia de la educación integral como factor impulsor del maravilloso "círculo virtuoso educativo" formador de buenos ciudadanos (favorece la calidad de vida, concepto utilizado para evaluar el bienestar social general de individuos y sociedades; sus indicadores incluyen no solo elementos de riqueza y empleo, sino también de ambiente físico y arquitectónico, salud física y mental, recreación y pertenencia o cohesión social). La educación incide favorablemente en la economía, ya que favorece a los trabajadores capacitados (creando empresas que mejoren el desempleo y la productividad, bajando la inflación), permite la preservación del ambiente, estimula el turismo, la conservación del ornato público, eleva la calidad de vida y el bienestar social por el buen uso de los servicios públicos, impulsa el crecimiento y el desarrollo. Estos factores son fundamentales para luchar contra la delincuencia y por ende la INSEGURIDAD y sus desafueros. Para administrar de manera justa, equitativa y técnicamente la riqueza material, es menester que sus propietarios valgan por sí mismos, por lo que son, significan y representan, y no por lo que se opine de ellos. Sin los principios y valores éticos, morales y espirituales, lo material en manos torpes en lugar del bien hace el mal. Busquemos promover, cultivar y preservar como única garantía de darle valor a lo material, el desarrollo de los principios y valores espirituales. Los valores, actitudes y conductas están estrechamente relacionados, al citar "actitud" nos referimos a la disposición de actuar en cualquier momento, de acuerdo con nuestras creencias, sentimientos y valores; por ejemplo honrando la frase del Libertador: "Moral y luces son nuestras primeras necesidades", y a sus inigualables maestros: Andrés Bello y Simón Rodríguez, alias "Robinson", la Resolución 058 carece de la calidad para al menos igualar estos hechos históricos ("Manual de Carreño") que deben ser estudiados por todos los venezolanos, tan básicos que por carecer de ellas vemos lo que nunca debimos ver ni oír… ¡aun teniendo ojos y oídos!, deteriorando nuestra "CALIDAD de VIDA". La calidad de un servicio es la percepción que el usuario tiene del mismo con la capacidad para satisfacer sus necesidades. La excelencia es un talento o cualidad de lo que es extraordinariamente bueno y también de lo que excede las normas ordinarias. Un principio de calidad es sustituir la búsqueda de culpables por identificar las causas.  Si hay algo que no perdonan la mediocridad, envidia, egoísmo ni la frustración es… ¡el "ÉXITO" de los demás! El colmo de la mala educación es… ¡pretender imponerla! La educación es para el sector público una necesidad básica que satisfacer y para el privado e individual como un valioso recurso incapaz de ser invadido, expropiado, robado; es la única propiedad que se tiene hasta el final de su existencia. Evidentemente que la más completa educación comienza en la cuna, el primer pupitre en la institución formadora de ejemplares ciudadanos... ¡La FAMILIA, con la permanentemente amada maestra la MADRE que nos enseñó a rezar, respetar, amar y a tener EDUCACIÓN! En los buenos maestros y profesores se localizan los valores de su enseñanza cuando educan con entereza y vocación llena de devoción. Son ellos, las escuelas y colegios los formadores de los ciudadanos del mañana. 
La gran mayoría de los problemas de  Venezuela (sociales, económicos y políticos)    tienen como causa fundamental la falta de… ¡EDUCACIÓN INTEGRAL!, ya que "sin PRINCIPIOS, difícilmente lograremos un buen FINAL". Por todo esto tenemos la certeza de que se cumplirá como solución este anhelado enunciado: "Calidad educativa"…  ¡Excelencia ciudadana!    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada