Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Si enseñáramos en las aulas de clase el amor por lo nuestro como lo ha hecho la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que premió con el Reconocimiento de Excelencia para la Artesanía- Región Andina 2014 al trabajo artesanal de cinco venezolanos.

Notitarde 12/09/2014 

Creación artesanal venezolana fue reconocida por la Unesco

AVN
Caracas, 12 Septiembre 2014.- La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) premió con el Reconocimiento de Excelencia para la Artesanía- Región Andina 2014 al trabajo artesanal de cinco venezolanos.
Las piezas ganadoras de este reconocimiento fueron: Diablos Danzantes de Yare, de Mario Calderón, un ensamblaje en madera policromada que recrea la danza de esta manifestación religiosa venezolana; Mesa tipo hacha, de Manuel Silva, elaborada bajo la técnica de la madera taraceada.
Igualmente, Tapara bordada con fibra de moriche, de Yaritza Molina, quien toma este fruto de uso tradicional y lo transforma, a través de tintes y bordados, en una pieza de estilo contemporáneo, refiere una nota de prensa del Ministerio para la Cultura.
También, fueron reconocidas las piezas de lutería tradicional venezolana Cuatro Profesional, de Edgar Ramírez Roa, y Cuatro Siamés, de Alexander Paredes, quien construyó dos instrumentos en uno.
La Comisión Nacional de Cooperación con la Unesco en Venezuela, confirmó la información luego de las resoluciones efectuadas entre el 1 y el 3 de septiembre de 2014, en Cuenca-Ecuador, en las que se seleccionaron 22 obras de diferentes países y se reconoce la creatividad como factor clave del desarrollo sostenible y recurso valioso con potencial para generar beneficios económicos. 
El Ministerio para la Cultura, a través del Centro Nacional de Artesanía realizó una convocatoria en la que recibieron 70 piezas de las cuales fueron seleccionadas sólo 15 obras para el evento.
Al respecto, una de las participantes premiadas, Yaritza Molina, artesana dedicada durante siete años a trabajar sólo con la tapara manifestó su beneplácito al saberse reconocida por este organismo, "estoy feliz de saber que mis manos dan esos frutos".
Igualmente, Manuel Silva, con 21 años de experiencia en la rama de la madera destacó que su pieza Mesa tipo hacha combina la resina y colores de alta calidad para recrear un conjunto de burbujas. "Me siento contento de saber que se toma en cuenta el trabajo en tú país y en otros lugares del mundo".
Asimismo, el artesano y músico de tradición Alexander Paredes, creador del Cuatro Siamés, expresó que con su pieza se rescata la tradición musical de los estados Lara y Falcón. "Me siento satisfecho, ya que con más de 40 años en el mundo de la cultura soy reconocido con un premio de esta naturaleza".
Mario Calderón, conocido como el hacedor de juguetes, con una trayectoria de más de 25 años, indicó que su piezaDiablos Danzantes de Yare fue diseñada en 1996 y pertenece a una serie de tradición venezolana. La obra está elaborada con madera de saqui saqui y pino.
Los ganadores del referido reconocimiento cumplieron con los criterios de respeto por el medio ambiente, innovación, comercialización y excelencia, establecidos por la organización. Además, las obras venezolanas participantes se suman a la defensa del Patrimonio Cultural y consolidan el trabajo que viene realizando la fuerza artesanal en el país.

Alquimia orfebre en Tintorero

...la Venezuela con la que todos soñamos. Aquella que labora con pasión su proyecto de vida

imageRotate
FÉLIX CORDERO PERAZA |  EL UNIVERSAL
domingo 24 de agosto de 2014  12:00 AM
El sábado pasado visité Tintorero. Venía de almorzar en Arenales. Donde la sabrosa guabina es un verdadero manjar de río. Degustación, que seduce e invita a tomar la caña e ir a pescar. ¡Antes, un bocadillo de toronja como tentempié! Llegué a la aldea Artesanal de Tintorero. A pocos minutos de Barquisimeto, saliendo por el oeste vía que conduce a Carora. Carros y autobuses de varios estados copan los estacionamientos. El seco suelo de tierra amarilla encandila el paisaje árido y los cujíes y tunas semejan la silueta de El Ingenioso Hidalgo... aquel caballero de Cervantes. Una multitud se mueve entre los puestos. ¡Converso con algunos amigos! Observo admiración y satisfacción y niños que corren alegres. La mente creativa y la mano laboriosa del artesano brillan como lucero en cada pieza donde se posan mis ojos.

Breve reseña de la artesanía 

El origen de la artesanía remonta a la prehistoria. Su valor estético y utilitario suplica destreza y habilidades. ¡Folclore que da identidad! Las estatuillas en la edad de piedra fueron de marfil o piedra blanda. Las figuras humanas y animales de barro. En el Paleolítico, aparecen los objetos grabados con cuchillos de sílex y buril. Mientras, la arcilla endurecida en cocción en la prehistoria. 4.000 a.C. los hornos en Egipto, China, India y Medio Oriente funden metales. En la Edad Media aparecen los talleres de escultores y los artesanos firman sus obras. El David, de Miguel Ángel, fue hecho de mármol blanco.

Apoyado en la suelta y tradicional mano indígena en el periodo prehispánico, Juan Pérez de Tolosa, conquistador español designado, por el Rey Carlos I, Gobernador de la Provincia de Venezuela, fundó en 1546, un telar en El Tocuyo. Casi 300 años después Juan Evangelista Torrealba, lleva el primer telar a Tintorero. Conocía la práctica artesanal de los aborígenes tocuyanos. Legítima que pasa a manos de Sixto Sarmiento, uno de sus aprendices adelantados. El arte de tejer se extendió a todo el pueblo volviéndose una lucrativa actividad. Entrelazan los hilos para hamacas, pasayas, mantas y les exhiben y venden en la carretera. Proliferan talleres y la aldea se hace artesanal. El gobierno construye la Casa de la Cultura, en 1986 y organiza cada año la Feria Internacional de Tintorero.

La XXIII Feria Internacional

Como tocados por la luz ingeniosa del cruce de culturas, razas y tradiciones que se explayaron por los tiempos y los espacios, la XXIII Feria Internacional de Tintorero, abrió sus puertas, desde el 16 al 24 de agosto. Alrededor de 1.200 artesanos de Lara y de otras 15 regiones del país, exponen sus obras de coloridos tejidos, gres, losa, madera, hierro forjado, bronce, barro, cuero, arcilla, resina mineral, marroquinería, bisutería, esculturas, bebidas artesanales y dulces criollos. Miles de visitantes adquieren sus creaciones y llevan a hogares la utilitaria pieza, el encargo y la pieza para revender. Cual fotografía, legado de un pretérito cultural y antropológico, adornan los hogares pobres y ricos de Venezuela. En la Casa de la Cultura Sixto Sarmiento hubo arte, danza, música, y gastronomía. Hoy, cierra la exposición con "Nueve Hilos que Tejen a Lara" y el concierto de "Los Violines de El Tocuyo".

Las manos prodigiosas de tres generaciones de Quíbor tejen y modelan con inculcada pericia de orfebres. La aguja hila entre colores y estampados el chinchorro que bambolea al hombre en las tardes calurosas. La arcilla toma remisa la estampa que esculpe la mano virtuosa. Mientras, el filo del acero talla sensible el duro tronco árido del cují y el ingenio del autor fija la imagen castiza de la Virgen de Altagracia o la fachada de una casa de bahareque y piso de tierra.

La Venezuela soñada 

Ya de regreso, mirando por el retrovisor de mi carro pensé -En contraste con los hinchas de la irracionalidad política y mediática, en sus diferentes plataformas de información y comunicación... Tintorero, es un oasis de creatividad, trabajo y perspectiva de futuro. En ellos y sus obras tropecé con la Venezuela con la que todos soñamos. Aquella que labora con pasión su proyecto de vida y hace de la existencia una constante de fe cristiana, fecundidad y trabajo. En el artesano y su obra -y en muchas cosas más- hallamos el principal patrimonio del país: su reserva moral, cívica y humana, que supera dificultades y conflictos y es barcaza de optimismo y esperanza. 

efecepe2010@gmail.com

@efecepe2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada