Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

domingo, 21 de septiembre de 2014

"...La precariedad del pago, es solo un pormenor en lo que describe como "el oficio de enseñar para la vida".

"Hoy por hoy mis mejores amigos son mis exalumnos"

En las mismas aulas donde se educó, María Padilla forma nuevas generaciones

imageRotate
La Unidad Educativa La Virgen Niña es su casa NICOLA ROCCO
JULIO MATERANO |  EL UNIVERSAL
sábado 20 de septiembre de 2014  12:00 AM
María del Carmen Padilla asegura que desde siempre ha sido maestra por vocación y desestima que sea una equivocación como lo aseguran muchos docentes después de su ejercicio. Con 35 años de servicio en la Unidad Educativa Privada Subsidiada La virgen Niña, en la Candelaria, señala que la precariedad del pago, es solo un pormenor en lo que describe como "el oficio de enseñar para la vida".

En las mimas aulas donde ha educado a varias generaciones de la comunidad, Padilla cursó estudios de primaria y aprendió de sus maestros quienes años después se convirtieron en compañeros de labor. Experiencia que ha compartido con Ana Teresa Pino, directora del plantel, la misma de su época de primaria, quien suma 53 años en esa casa de estudio que atiende a más de 600 niños.

"Ver en mis exalumnos los profesionales del momento, los verdaderos luchadores del país, ha sido una gratificación muy grande". Su jornada de trabajo inicia poco antes de la 7:00 a.m. y así pasa la mayor parte del día en una de las aulas de la planta superior, la mismas desde hace 25 años, donde prepara a dos grupos, uno 6° y otro de 5°, en los turnos de la mañana y en la tarde, respectivamente. Los mismos desde hace cinco años.

A modo de consejo, asegura que la clave de un buen docente es el respecto, la solidaridad y el sentido de pertenencia con la comunidad. "Hoy por hoy, mis mejores amigos son mis exalumnos que también son mis vecinos".

Su actualización va más allá de lo académico, pues relata que está obligada a lidiar con la inseguridad, que para ella no representa un obstáculo sino un fenómeno que debe revertirse. "Es necesario brindar otra oportunidad de vida a los niños a través del conocimiento", enfatiza.

En La Virgen Niña, también funge como maestra asesora de Lopnna, una responsabilidad que la faculta para establecer brigadas internas en defensa de los derechos y deberes de los estudiantes. Además de estudios en Educación Integral, Padilla cuenta con una especialización en Ciencias Sociales y un posgrado en Planificación y Evaluación.

A su juicio, la coyuntura que atraviesa el país tiene mucho que ver con la defensa de intereses propios. Y lamenta que la docencia no figure entre las alternativas de vida para las nuevas generaciones. Mientras espera su jubilación, reitera que se siente orgullosa de sus estudiantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada