Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

miércoles, 28 de enero de 2015

Precariedad de la carrera docente impulsa la migración de maestros

Maestros deberán pasar por filtro político para dar clases y ascender

El 19 de enero el Ministerio de Educación hizo pública una propuesta para reglamentar el ingreso y ascenso en la docencia | Archivo
El 19 de enero el Ministerio de Educación hizo pública una propuesta para reglamentar el ingreso y ascenso en la docencia | Archivo
El Ministerio de Educación publicó en su página web una propuesta de reglamento que sustituye los concursos de oposición por un curso obligatorio

La Consulta Nacional por la Calidad  Educativa –efectuada en 2014 para conocer el estado actual de la educación– reveló, según el gobierno, la necesidad de que se defina la manera cómo son seleccionados los docentes. El 19 de enero el Ministerio de Educación hizo pública una propuesta para reglamentar el ingreso y ascenso en la docencia, según la cual la escogencia de maestros quedaría supeditada a una serie de cursos de obligatorio cumplimiento, y no a pruebas para evaluar competencias.
Federaciones, movimientos educativos, universidades y especialistas lo consideran un intento de suprimir el sistema de méritos docentes. La propuesta gubernamental señala que los docentes deberán aprobar un curso de iniciación de entre 8 y 14 semanas y luego un programa de formación de un año para ascender de categoría. Estos programas tendrán el mismo peso que las especializaciones, maestrías y doctorados.
La última prueba
Tras haber cumplido 12 años como docente, Ángela Gil se postuló para ser subdirectora de la escuela Manuel Antonio Carreño, en El Paraíso, donde era maestra de primaria. La Alcaldía Metropolitana había llamado a concursos de oposición y el cargo estaba vacante. Tuvo solo mes y medio para prepararse para la prueba de evaluación y demostrar si contaba con los méritos para el puesto. La única guía que le entregaron fue una lista de temas que debía estudiarse sobre el quehacer educativo y su marco legal.
“Mis compañeros y yo nos reuníamos casi todos los días para estudiar. Teníamos que sacar un mínimo de 15 puntos para ascender en la carrera. El que sacaba 15 le tocaba una escuela de difícil acceso”, recuerda Gil. 
El día de las pruebas, una escrita y una oral, debía demostrar y exponer que manejaba lo suficientemente bien el tema para optar por una posición de gerencia. Gil ganó el puesto con 20 puntos. Fue el último grupo de docentes que pasó por concursos de oposición, entre 1999 y 2000. A partir de ahí, el ingreso de maestros en las aulas y su ascenso en la carrera está regido por la discrecionalidad política, más que por méritos académicos, denuncia la Federación Venezolana de Maestros.
Desde 2002, el magisterio ha solicitado retomar los concursos de ingreso, promoción y ascenso a la profesión docente debido a la elevada cifra de profesionales que no posee titularidad de cargo: de todos los docentes adscritos al ME 24,69% aún tiene condición de interino. 73,44% de los que están en cargos de dirección, coordinación y planificación tampoco gozan de estabilidad laboral.
Una maestra en Antímano, que pidió no ser identificada, dijo que a los egresados de Misión Sucre les dan un cargo en una escuela, mientras que a los graduados de pedagógicos o de facultades de Educación los anotan en listas de espera: “En el ministerio te reciben los papeles y no te dicen que no, pero para que te llamen cuesta mucho”.
Evaluados por la comunidad
El director de la escuela de Educación de la UCAB, José Juárez, y la especialista Nacarid Rodríguez creen que el método de selección mediante cursos pone en duda la formación universitaria. Buscaría además “legalizar la irregularidad que se está cometiendo”, dice la coordinadora del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, Raquel Figueroa, debido a que deben ingresar a un programa de formación –llamada micromisión Simón Rodríguez–, el cual posee contenidos político-ideológicos a favor del gobierno. 
Para el Colegio de Profesores, hay una intención coercitiva. “Por la obligatoriedad que se le imprime al curso de iniciación profesional se le podría definir como el filtro político-proselitista que permitirá la elaboración de un mapa o perfil relacionado con las valoraciones, apreciaciones, conceptualizaciones y tendencias políticas del profesional de la docencia”.
La propuesta oficial también plantea que los informes de los maestros sean evaluados por consejos educativos. Según Juárez, eso pone más trabas: “A aquel que aún tenga algo de vocación se le acabará de solo pensar que tiene que pasar por el filtro de las comunidades”.
Orlando Alzuru, presidente de la FVM,  afirma que la junta evaluadora debe estar compuesta solo por expertos y personas vinculadas al sistema educativo.

Normativa tiene seis años de atraso
Desde el 19 de enero y durante una semana, el ME expuso en su web la propuesta de reglamento de ingreso y ascenso a la carrera docente para recibir observaciones de los sectores. El ministro Héctor Rodríguez dijo que se instalarán mesas técnicas para la discusión. La aprobación de la normativa por la AN tiene 6 años de atraso. La Ley Orgánica de Educación, aprobada en 2009, ordenaba la creación de un reglamento provisorio de ingreso y ascenso a la docencia en los 3 meses siguientes a la publicación en Gaceta Oficial. En 2012, el magisterio entregó una propuesta a la entonces ministra Maryann Hanson, pero nunca fue tomada en cuenta. Para los gremios, la nueva propuesta elimina las jerarquías según las funciones de docencia de aula, coordinación, dirección, supervisión, planificación, investigación, administración, extensión y evaluación. Los puestos de gerencia no podrán ser sometidos a concursos de oposición, lo que supondría que la escogencia de directores y subdirectores quedaría a criterio del Estado.

Precariedad de la carrera docente impulsa la migración de maestros

Suspensión de cursos de ascenso incrementa el abandono de la docencia | Foto: Omar Veliz
Suspensión de cursos de ascenso incrementa el abandono de la docencia | Foto: Omar Veliz
Programas internacionales en Ecuador, Estados Unidos o Colombia reclutan cada vez más a educadores especialistas con beneficios laborales atractivos

Cada vez es más frecuente la llegada de solicitudes de cartas de recomendación y reconocimientos de estudios a la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello. Son de estudiantes o recién egresados, interesados en ejercer su profesión en el extranjero.
El director de la escuela, José Juárez, dice que al menos nueve educadores graduados de las menciones de Física y Matemática ya están residenciados en España, trabajando en su área de conocimiento, pues por ser egresados de la UCAB obtienen la homologación inmediata de su título para el país europeo.
Aunque tímidamente, la migración de maestros venezolanos ha ido en ascenso. El fenómeno se observa especialmente en quienes dictan las asignaturas de bachillerato, en la que hacen falta al menos 264.118 docentes especialistas con 12 horas de dedicación semanales, de acuerdo con un análisis elaborado por el profesor de la UPEL Robert Rodríguez, a partir de la Memoria y Cuenta 2013 del Ministerio de Educación.
El departamento de Idiomas del Instituto Pedagógico de Caracas —de donde salieron en promedio 217 profesores de Inglés y 5 de Francés al año entre 2009 y 2012— ha sido uno de los más golpeados por el éxodo de educadores. Aunque no se contabiliza la cantidad de jóvenes que ha abandonado el país recientemente, el jefe del departamento, David Durán, aseguró que una importante proporción de sus egresados ha migrado a países latinoamericanos, como Colombia, Ecuador y Chile.
“En la mayoría de los casos se van con planes de enseñar, pero no hay ninguna garantía por las regulaciones legales. A pesar de la crisis presupuestaria, en el Pedagógico nos hemos dedicado a la tarea de que el graduado tenga calidad profesional. Todo ese esfuerzo se pierde, ya sea porque probablemente no lo ejercerán en Venezuela o tal vez tampoco en ningún otro lado”, afirmó Durán.
La precariedad de los salarios de los maestros impulsa el abandono de las aulas en favor de la economía informal o de aventurarse en el exterior. Un docente I gana 5.556 bolívares mensuales, mientras que un docente VI (con estudios de cuarto nivel y más de 25 años de experiencia) devenga 8.235 bolívares, según datos de la Federación Venezolana de Maestros. A ello se suma el deterioro del Instituto de Previsión y Asistencia Social del Personal del Ministerio de Educación y las fallas de atención del seguro HCM del ME, que además solo cubre 50.000 bolívares, precisó el presidente de la FVM, Orlando Alzuru.
“Reciben ofertas de empresas privadas o de los Estados porque muchos maestros tienen alta preparación, con doctorado, o son investigadores y tienen libros publicado”, señaló. Un estudio de la FVM detalló que Colombia ofrece a sus maestros alrededor de 500 dólares mensuales; Perú, 445; Chile, 680; México, 1.328 y Argentina 1.375 dólares.
Uno de los países que atrae más a los docentes venezolanos es Ecuador. A través del programa Quiero ser maestro, el gobierno ecuatoriano busca profesionales para integrar el sistema educativo. El aspirante tiene la oportunidad de crecer profesionalmente en el escalafón según su formación académica, sus estudios de actualización y su experiencia. La remuneración varía de acuerdo con el cargo: de 817 a 1.676 dólares si es docente; 2.230 dólares si es auditor, asesor o mentor educativo; y de 1.850 a 2.450 dólares si es director de un plantel.
En Estados Unidos, por ejemplo, la organización VIF Internacional ofrece a maestros de primaria y de secundaria de Colombia, Chile, Costa Rica, Perú, Venezuela, Honduras, Ecuador y España la posibilidad de trabajar a tiempo completo en escuelas estadounidenses enseñando ciencias naturales o español, durante un máximo de cinco años. Entre los beneficios que se les da están un salario a partir de los 2.750 dólares mensuales y el patrocinio de la visa para el profesional y su familia. Entre 10 y 20 venezolanos al año participan en este programa, dijo la especialista en reclutamiento de VIF, Daniella Musmanni. Desde finales de los ochenta han salido casi 1.000 profesionales del país con esta organización.
“Los venezolanos son muy atractivos para nosotros. Se destacan por tener muy buena actitud, son incluyentes, se meten en las comunidades muy bien. Tienen una calidad alta y están bien preparados”, precisó Musmanni.
Profesión poco valorada
La paralización de los concursos de ingreso y ascenso según los méritos académicos es otra de las causas de la salida de docentes. “El Ministerio de Educación relega a los que salen de la UPEL o a los licenciados en escuelas de Educación, para poner como interinos a los de las misiones”, explicó la coordinadora del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, Raquel Figueroa.
Figueroa denunció que la figura del maestro interino ha servido de instrumento político que emplea el Ministerio de Educación para controlar el magisterio.
Los resultados de la reciente consulta educativa que realizó el ME este año reveló que, en cuanto al tema de estabilidad laboral, 24,69% de los docentes adscritos al ente gubernamental ocupa la plaza interina.
Otra de las causas que apunta el gremio docente es la escasez de oportunidades de actualización de estudios y postgrados para el sector. Según las conclusiones de la consulta mencionada, solo 15,75% de los educadores posee estudios de cuarto nivel. Hay una oferta de 381 postgrados, pero la mayoría no está vinculada con educación.
Las Cifras
264.118 docentes especialistas se necesitarían para cubrir la demanda en educación media, según estudios elaborados por el profesor de la UPEL, Robert Rodríguez.
Entre 10 y 20 maestros venezolanos al año participan en el programa VIF Internacional, que ofrece a docentes de primaria y secundaria de Iberoamérica la oportunidad de trabajar en escuelas de EE UU.
Entre 500 y 2.750 dólares mensuales les ofrecen a maestros en países como Colombia, Ecuador, Perú, México, Argentina y Estados Unidos.
217 profesores de inglés al año, en promedio, han egresado de la UPEL entre 2009 y 2012.
5 profesores de francés al año, en promedio, ha graduado la UPEL entre 2009 y 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada