Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

sábado, 4 de enero de 2014

Luis Vitale C. ... El protagonismo social, político y cultural de la mujer latinoamericana en el siglo XX

Para entender mejor quién es Lucy Magallanes de Ortega invito a quienes siguen su blog a que lean:
"EL PROTAGONISMO SOCIAL, POLITICO Y CULTURAL DE LAS MUJERES
LATINOAMERICANAS DEL SIGLO XX "  en el que se pretende demostrar que las mujeres no sólo tuvieron una destacada participación en las luchas por el derecho al voto y al divorcio, sino también en el avance social y cultural de América Latina.

"Las venezolanas lucharon contra la dictadura de Juan Vicente Gómez (1908-1935), sobre todo 
durante las jornadas de 1928. Luego, trabajadoras como Catalina Caxnpos y Eumelia Hernández,
intervinieron decididamente en la primera huelga general de su país en 1936. En la huelga petrolera
del año siguiente se destacó la maestra María Ediia de Barbaresco, que llegó a ser diputada por el
Estado Zulia a la Asamblea Constituyente de 1945. En esas elecciones fueron elegidas 17 mujeres;
cuenta Lucila Palacios:
“Yo fui entonces a la Constituyente junto con 16 compañeras más y trabajamos a la par de los
hombres en la redacción de la Nueva Constitución”.5 La instauración de la dictadura de Marcos
Pérez Jiménez (1948-58) cortó abruptamente este proceso. Sin embargo, muchas mujeres
participaron en la resistencia, logrando formar en 1957 la Junta Patriótica Femenina que contribuyó al derrocamiento de la dictadura; pero una vez más fueron postergadas las reivindicaciones de la
mujer: “Desperdiciamos —dice Esperanza Vera— la oportunidad de, una vez logrado el 23 de
enero de 1958, constituir una federación para luchar unidas por nuestros derechos”

Escritoras, artístas y periodistas
Durante las primeras deéadas del siglo XX América Latina tuvo el honor de contar con 
escritoras de nivel mundial como Gabriela Mistral, una de las primeras mujeres en ser galardonada
con el Premio Nobel.
Otra notable poetisa fue Alfonsina Storni, nacida en 1892 en Suiza y nacionalizada argentina
en 1920. Compuso sentidos poemas de hondo contenido feminista, como “Bien pudiera ser”:
“Pudiera ser que todo en verso he sentido¡ No fuera más que aquello que nunca pudo ser,/ No fuera
más que algo vedado y reprimido/ De famiha en familia, de mujer en mujer.! A veces en mi madre,
apuntaron antojos/ De liberarse, se le subió a los ojos/ Una honda amargura, y en la sombra lloró../
En todo eso mordiente, vencido, mutilado/ Todo eso que se hallaba en su alma encerrado,/ pienso
que sin quererlo lo he libertado yo”. Venezuela tuvo el orgullo de tener una de las escritoras
latinoamericanas más valiosas: Teresa de la Parra Sonaja. A los 21 años escribía artículos en
El Nacional con el seudónimo de FruFru.
Poco después escribió Diario de una señorita que se fastidia y una obra que ganó el premio de la
casa editora Franco-Iberoamericana: Ifigenia. Acusada de ofender a la moral tradicional y de
descreída por la “alta sociedad” caraqueña, Teresa contestaba: “Estoy desencantada de los falsos
valores, de los que hacen de todo retórica, sin el pudor de callar a tiempo y tan dispuestos a
cambiar la actitud de protesta por la de servilismo, si el azar, en vez de mostrarles un número par,
les deja entre las manos el impar”. No obstante sus largas estancias por Europa, Teresa era
profundamente latinoamericanista y crítica de las influencias foráneas: “En arte ‘lo propio’ es la
cantera de donde se saca todo. Esta invasión de idiomas y de costumbres en el espíritu son fatales a
la producción literaria(...). Las influencias europeas inoportunas, inadecuadas y mal digeridas
durante todo el siglo XIX nos han desorientado”. Al ideólogo conservador extranjerizante Lisandro
Alvarado le replicaba: “¿Por qué no escribiría en griego de una vez? No nos hubiéramos
comprendido mutuamente, él por hablar demasiadas lenguas muertas, yo, por relatarlo todo en esta
pobre lengua viva con que pedimos y comemos el pan nuestro de cada día. Así habríamos estado
seguros de no debernos nada ninguno de los dos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada