Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

lunes, 9 de febrero de 2015

La literatura está presente en cada uno de los resquicios de la humanidad, en todo lo creado. La palabra en manos del escritor rememora la belleza y obvia la incertidumbre que pueda marcar la vida del ser humano. El escritor abandona todo vestigio de simpleza para expresar desde su ser la limpidez, lo sublime, el acercamiento a lo maravilloso. La imaginación permite al lector niño-joven-adulto vivir inmerso en el mundo de lo posible. Cuando imaginamos nos entregamos al ejercicio de la palabra hecha bondad, amistad, solidaridad, dolor, agonía, silencio; pero por sobre todo, amor.

La literatura infantil en el mundo hispanoamericano. Efraín Subero

 José Gregorio González Márquez
La literatura está presente en cada uno de los resquicios de la humanidad, en todo lo creado. La palabra en manos del escritor rememora la belleza y obvia la incertidumbre que pueda marcar la vida del ser humano. El escritor abandona todo vestigio de simpleza para expresar desde su ser la limpidez, lo sublime, el acercamiento a lo maravilloso. La imaginación permite al lector niño-joven-adulto vivir inmerso en el mundo de lo posible. Cuando imaginamos nos entregamos al ejercicio de la palabra hecha bondad, amistad, solidaridad, dolor, agonía, silencio; pero por sobre todo, amor.
Portada libro La literatura infantil en el mundo hispanoamericano. Efraín Subero.
Investigadores y especialistas aún debaten sobre la importancia de la literatura en el proceso de formación de niños y niñas. La literatura infantil en el mundo hispanoamericano, trabajo conel que Efraín Subero se incorporó como individuo de número a la Academia Venezolana de la Lengua nos permite reflexionar acerca de los caminos donde transita la literatura infantil en América Latina. Presumir que el escolar no lee o es poco estimulado para que aborde los procesos de lectura ratifica las tesis extremistas que pretenden solapar el verdadero sentido de la lectura. El autor demostró una honda preocupación por los trabajos dedicados a los niños y analizó en su obra los elementos claves para construir una verdadera literatura infantil. La dimensión humana de la escritura para los niños va más allá del simple carácter didáctico y moralizador con que se ha tratado por mucho tiempo; descansa en la necesidad de despertar la imaginación como vehículo para acceder al disfrute de la lectura.
Para Subero, la literatura infantil no debe aislarse de la literatura en general. No puede verse como una ínsula en cuyo territorio sólo confluyen los intereses de los niños y niñas; pues, lo infantil evidentemente está marcado por los fenómenos sociales que inciden en la formación de los individuos. Así, el autor afirma que “ No se puede seguir estudiando la literatura desligada del contexto social y mucho menos la literatura infantil, que esencialmente aspira a expresar, a modelar y a enriquecer el alma del niño hispanoamericano”.
Las reflexiones propuestas por Efraín Subero abarcan todos los ámbitos de la literatura y la educación; considera que los niños y niñas tiene el derecho de disfrutar la lectura en un ambiente ameno. Asimismo, invita a los autores de literatura infantil a proponer trabajos que vayan en función de los gustos e intereses del niño para que ellos perciban la literatura como un elemento socializador al mismo tiempo que descubran el mundo de la imaginación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada