Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

sábado, 15 de junio de 2013

Una vez establecido el verdadero valor que tiene una condecoración, la humildad del que la recibe reside en reconocer que la nación que se la otorga lo hace porque considera que lo merece de verdad, y no como algunas que sobre todo en Venezuela se le otorga a cualquier "bicho de uña" por ideologías, cofradías o pagos a servicios prestados no a la Patria sino al caudillo de turno...En el caso de Lucy Magallanes de Ortega han sido por MERECIMIENTO muy bien adquirido...

Lo hermoso de hacer este blog, es que Lucy Magallanes de Ortega está viva,
sigue siendo un ejemplo de vida que no ha variado su ruta en ningún momemto.
Hablar de Lucy no es "porque me dijeron", sino "PORQUE LO SE" Y HE
VIVIDO A SU LADO...TESTIMONIO QUE TIENE LA FUERZA DEL
PRESENTE QUE CORROBORRA EL AYER...

COMO MUJER, MAESTRA Y POETISA ESTAMOS FRENTE A UNA
MUJER QUE TRABAJA Y DOMINA LA PALABRA...ASI COMO LAS
MANOS PARA EL ARTESANO, LA PALABRA ES SU HERRAMIENTA
PROFESIONAL...Y HE AQUI LO VALIOSO DE LUCY:

SU PALABRA ES Y HA SIDO CREIBLE A LO LARGO DE SUS AÑOS DE VIDA,
CREDIBILIDAD GANADA DIA A DIA, POR MEDIO DE ACCIONES QUE ASI
LO DEMUESTRAN, LO RATIFICAN.



AUNQUE ES DE HUMANOS ERRAR, TAMBIÉN ES DE HUMANOS RECTIFICAR CUMPLIENDO NUESTROS COMPROMISOS...Y LUCY SIEMPRE ASI LO HA
HECHO CON UNA SINCERIDAD QUE NO PERMITE MEDIAS TINTAS...

COMO MUJER SE HA DESTACADO POR HACER DE SU VIDA UNA CLARA
DENUNCIA DE LAS LEYES QUE CARGAN SOBRE NOSOTRAS, SOBRE
NUESTRA DIGNIDAD, IGUAL QUE LA LUCHA PORQUE AL NIÑO SE LE RESPETE, ENRIQUEZCA Y AME EN SU INFANCIA...


Lucy Magallanes en su obra y sobre todo en el pequeño folleto "Año 1971 no aguanto más" predijo acontecimientos que finalmente tuvieron lugar:  la dictadura de las mayorías, el despotismo popular, la violencia partidista y la subordinación de los más capaces bajo los prejuicios de los ignorantes, entre otras cosas lamentables. Advirtió todos estos desatinos sociales en la Venezuela de finales del siglo XX e inicios del XXI, como sombras que se tienden sobre la actualidad del país

A mí lo que me impresiona es su agudeza para mirar al ser humano y advertir su incapacidad para ponerse en el lugar del otro: “No existe sino en sí mismo y para él sólo”, alertó profética y triste...sobre ese egoísmo que nos está consumiendo hoy, y aunque parezca exagerado porque nadie concibe que una mujer en la provincia venezolana y menos escritora de poesía infantil pueda ser comparada con el pensamiento de  Alexis de Tocqueville, pues sus propuestas me recuerdan las del sociólogo francés que visitó Estados Unidos en su juventud y escribió Democracia en América, recientemente reeditada por el sello Trotta en España, en una edición crítica ejemplar. Tocqueville publicó por primera vez su Democracia en América en 1835 y 1840 y predijo acontecimientos que finalmente tuvieron lugar: la abolición de la esclavitud, o que habría un enfrentamiento en forma de guerra civil, como lo ha hecho en sus libros "la violeta" Lucy.
La idea de Tocqueville cuenta con estas palabras refiriéndose a lo que observó en USA en el S.XIX: “Retirado cada uno aparte, vive como extraño el destino de todos los demás, y sus hijos y sus amigos particulares forman para él toda la especie humana: se halla al lado de sus conciudadanos, pero no los ve; los toca y no los siente; no existe sino en sí mismo y para él sólo….Lo que Lucy expresa en sus reflexiones compartidas con el viento, consigo misma, sobre todo cuando tuvo que retirarse del aula jardín "Dra. Lya Imber" en el pabellón de niños del Hospital Central de Valencia y luego de la política era un mal síntoma, de una epidemia que iba apareciendo en la sociedad venezolana y que se iba materializando a través de los años hasta llegar a la cúspide en estos últimos catorce años de un autoritarismo que se ha reproducido como la hierba mala. ¿Será que ya todos nos enfermamos de la misma intolerancia que cobra víctimas todos los días y los poetas e intelectuales han sucumbido a la adulación post mortem de un caudillo del que no pueden desprenderse y se aferran a él de forma enfermiza hipotecando su libertad, mal que tanto preocupó y preocupa a Lucy y a aquel joven Tocqueville, siglos antes.?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada