Aqui estoy tranquila La danza de las horas llega La danza de la espera sigue. Yo soy la vida.

domingo, 15 de junio de 2014

La mujer venezolana es valiente. ¡Dar la cara es valentía! Cuando se afirma tener la verdad y ésta se sostiene en valores, la persona que emite opinión es respetable y corresponde que sea respetada por todos, quienes la adversan y los que la siguen.

La mujer que da la cara

MARÍA CRISTINA CAPRILES |  EL UNIVERSAL
domingo 15 de junio de 2014  12:00 AM
La mujer venezolana es valiente. ¡Dar la cara es valentía! Cuando se afirma tener la verdad y ésta se sostiene en valores, la persona que emite opinión es respetable y corresponde que sea respetada por todos, quienes la adversan y los que la siguen.

María Corina Machado vislumbra que el país va hacia un barranco. Que la economía cada vez se deteriora mas, y que no se aguanta, por el bien de todos, que, entre otras cosas, continúe en Venezuela la misma política económica ni un día mas, ya que cada día que pasa estamos peor.  La inflación se come los escuálidos ingresos de la población y el Presidente actual, en continuación del anterior, mantiene prácticamente al mismo equipo gubernamental que dirige la economía del país.

No importa que hayan demostrado incapacidad, (muestra un botón: somos un país en el que, durante el Noticiero Estelar, la gran noticia destacada es ¡el precio del papel toilette!), que la corrupción en Cadivi, entre otras, nos haya dejado sin dólares, donde el sueldo mínimo, no importa lo que aumente, no alcanza ni va a alcanzar, donde ¿se está tratando de quebrar a las empresas privadas?, donde... y tantos son los problemas, que una voz y una cara que dicen "hay que salir de esto, buscar una salida", no debería ser considerada más que una oposición normal en un país democrático -siempre que sea por las vías constitucionales-, y eso es lo que ella propone.

Yo sugeriría al Gobierno que en lugar de citar a la Fiscalía a los presuntos "magnicidas", proponga al país elecciones contadas por papeletas, como recién vimos en Colombia, y nos midamos con total sinceridad. Eso sí, que los árbitros surjan de un real consenso de oposición y oficialismo y electos según las leyes.
Y si además ¿se revirtiesen los recientemente creados Circuitos electorales? Todo aquello que dé ventajas a un grupo sobre el otro debería ser erradicado.

Amnistía general a todos los presos políticos, otro tema fundamental... El resultado de todo esto nos traerá felicidad. Que en los hogares puedan compartir personas de diferente posición política, que todos seamos hermanos, que nos respetemos, que haya solidaridad con el otro venezolano. ¡Que los políticos se ocupen de la política y los demás nos pongamos a trabajar!

Durante casi una generación no hemos sembrado valores y necesitamos inmensas campañas para formar a nuestra población. El resultado de esta aseveración se observa en la delincuencia avasallante, en la inseguridad, en el odio...

Hay una mujer que está dando la cara, dejémosla que diga su verdad. Respetemos su derecho, tal vez ella tenga razón. No se le debe coartar su derecho a la protesta.  Esto lo digo en justicia.

mccapriles@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada